El Derecho Penal y la Nueva Sociedad

El Derecho Penal y la Nueva Sociedad
Recomendar a un amigo Añadir a mis libros
No disponible


Como cada año, llegada la primavera, ¡os alumnos de Derecho penal de la Universidad de Salamanca convocan a sus compañeros de otras universidades y a la comunidad jurídica en general a reflexionar juntos sobre los problemas actuales del Derecho Penal. Este año el programa del Congreso vuelve a reproducir el listado de cuestiones que hoy ocupan a los medios de comunicación y que, muchas veces, están faltos de esa deseable y serena reflexión colectiva, que haga prevalecer a la razón sobre la irracionalidad del prejuicio. Ningún marco mejor para lograrlo que el de las aulas que una vez acogieron al último acto académico del rector Unamuno proclamando el valor de la razón frente a los que no creían en ella y sí en la sinrazón de la violencia. La utilización política del Derecho penal, tema de la primera mesa, de alguna forma vuelve a conectar hoy con esta problemática. La racionalidad en la respuesta penal, que se plasma en la legitimidad constitucional y en la proyección sobre ella de las garantías constitucionales, constituye un principio irrenunciable. Nadie debe olvidar que, en último termino, el Derecho penal no es sino el empleo de la violencia por parte del Estado frente a los ciudadanos que delinquen, que aunque sean delincuentes no por ello pierden su condición de titulares de derechos. Sobre este punto de partida la revisión de los temas objeto de las restantes mesas no es sino el catálogo de los actuales debates. En el ámbito socioeconómico, la responsabilidad penal de las personas jurídicas y la corrupción urbanística. En las consecuencias de un mundo injustamente globalizado, el tráfico de personas. En la actualización de viejas formas de delincuencia, el retorno de la criminalidad violenta en el ataque a la propiedad. En las tensiones que genera la evolución de nuestra sociedad, e! acoso en las aulas, o la posición frente a los progresos de la medicina, donde vuelve a reaparecer la vieja cuestión de las relaciones entre la Etica y el Derecho. Finalmente, como no, vuelve a aparecer la dramática cuestión del terrorismo, ahora desde el análisis de sus fuentes de financiación.

Introducir comentario
Libros escritos por
Si no se cargan automáticamente los resultados, pulse aqui para cargar