¿La Globalización es el Monstruo del Siglo XXI?

La globalización es hoy día, sin lugar a dudas, el tema mas discutido y estudiado, atacado y defendido en todo el mundo y parecería ser el centro de la polémica.
Hay concepciones que sostienen que la globalización, tal como se la conoce e implementa hoy en día, configura la decadencia de la soberanía del estado frente a otros estados y/o organismos internacionales y supranacionales.
Muchas veces personificada en lo que llaman la gran aldea, su símbolo máximo, podríamos decir que hoy por hoy la internet, es un instrumento útil como herramienta, pero a su vez, destructor de culturas y regionalismos tan ricos y a su vez inexplorados como los que existen en todo el mundo, desde norte a sur y desde oriente a occidente.
Muchas veces catalogada como un agente de infiltración cultural, la globalización se escuda simpáticamente, en lo que algunos estudiosos llaman la cultura new age y el hombre light.
Como modelo, la globalización, tiene la capacidad de destruir las economías regionales internas de un país y provocar un desequilibrio regional en cuanto a los aspectos económicos, políticos y productivos, y en nombre de una integración regional que no es tal, llevar a la población ( que es en quienes, en teoría, debería notarse los efectos positivos de este modelo), a una condición humana muchas veces, humillante.
Vemos como los países deben, todos, adoptar un modelo económico que parece ser la herramienta indispensable de esta globalización, el neo liberalismo cuyo objetivo principal es achicar tanto al estado, que este ya no podrá parar, ni siquiera minimizar o contrarrestar los efectos negativos de la globalización.
Apreciamos la aparición insostenible de una apatía social donde prima el interés particular y hace desaparecer el interés por el prójimo, dando muerte a un instrumento fundamental que es aquel que hace posible que una sociedad sea tal y que permita a cada persona aportar al interés general en pos del bien común, y que redunde en beneficios para toda la sociedad.
Estamos sin duda alguna frente a un fenómeno, que si no es legislado, estudiado y utilizado correctamente, podríamos llegarlo a denominar: EL MONSTRUO DEL SIGLO XXI

1/ GLOBALIZACIÓN: ¿ LA DECADENCIA DE LA SOBERANIA DE LOS ESTADOS?

Hoy en día hay concepciones que catalogan a la globalización como el modelo que constituye la decadencia de la soberanía del estado frente a los otros estados y/o organismos internacionales y supranacionales.
Esto es así sin lugar a duda, basta analizar, por citar un solo ejemplo, que todos los países que hayan adherido al Pacto de San José de Costa Rica sobre los Derechos Humanos, sin objetar para nada la legalidad y/o legitimidad, fundamentos y objetivos del mismo, ya no poseen la soberanía total en cuanto a la justicia, ¿por que no? Por que en todos los países el tribunal máximo de justicia es la corte suprema de justicia o tribunal superior de justicia, ahora bien, aquellos que hayan adherido al mencionado pacto, ahora tienen una instancia superior de apelación, que es la corte interamericana de derechos humanos, la que tiene la capacidad y potestades de imponer sanciones económicas y políticas a los estados, sanciones que muchas veces son aplicadas escondiendo claras intenciones de sometimiento y dominación.
Así ocurre también con las Naciones Unidas, organismo que fue utilizado durante la guerra fría como espejo para llevar a cabo las aventuras militares que dividieron al mundo por mas de 50 años, dado que los Estados Unidos y la Unión Soviética no podían enfrentarse de manera abierta y frontal, y entonces lo hacían escudándose en este organismo.
Basta ver la composición del consejo de seguridad de la ONU, donde solo unos pocos países, que dicho sea de paso son los mas poderosos militarmente, tienen la supremacía.
Esto nos lleva a ver que la globalización impone ciertos ámbitos de discusión, muchas veces en detrimento de las soberanías propias de los estados, que ciertas veces no aseguran la imparcialidad y otras tantas veces nos permiten, de antemano, advertir como será la resolución que emita el mismo, de acuerdo a los intereses en juego.
Basta con ejemplificar un solo caso, donde un país de medio oriente, Irak, fue apoyado por los países integrantes de la OTAN y la ONU para la provisión de todo tipo de armas que serian utilizados contra Irán, país que se encontraba en guerra con Irak y que además, no poseía un líder que fuera del interés y agrado de los países centrales.
Ahí vemos claramente, como se catapulta militarmente a Irak, cuando el enfrentamiento con Irán y luego, cuando el líder de este país ya no comulga con los países centrales o no es servil a sus intereses, la ONU, organiza una feroz campaña militar conjunta y una serie de sanciones económicas, que llevan a su pueblo a la más terrible de las humillaciones posibles, como lo es el ataque, mediante sanciones, a su propia dignidad, a la dignidad de su pueblo.
Vemos como organizaciones como la OEA (Organización de Estados Americanos), en cuya carta magna fija como máximo principio la asistencia reciproca, en todo sentido, incluido el militar, para el supuesto que uno o mas países del continente se viera afectado en su soberanía - principio que hizo valer el entonces, presidente de EE.UU. John Fitzgerald Kennedy cuando pidió a todos los países de América, ante la crisis de los misiles de Cuba - en la década del 60- que aunasen sus fuerzas para un eventual ataque soviético cubano.
Por otra parte, cuando la República Argentina, invocando el mismo principio, pidió la intervención de los países de America por el conflicto que se desató en el Atlántico sur con motivo de la situación colonial de las Islas Malvinas, Georgias y Sándwich del Sur, (1982) - donde buques de guerra ingleses se encontraban dentro de las aguas territoriales argentinas - los Estados Unidos dominaron al congreso de la OEA mediante la presión monetaria (aprovechando la dependencia económica de los que lo forman ) buscando lograr que no interviniesen ni tomasen partido alguno en ese conflicto y no solo eso, eminentemente, por que estaban en juego los intereses coloniales de Inglaterra y entonces los EE.UU. apoyaron logística y militarmente a Inglaterra.
Como este se pueden mencionar cientos de casos donde percibimos claramente la utilización de estos ámbitos de discusión que la globalización nos impone en beneficio de los países centrales o aquellos en posición predominante a nivel regional, y basta con recordar el embargo y bloqueo a Cuba, el Boicot a la presidencia constitucional de Perón en la Argentina y un sin fin de casos en los que encontramos como característica en común, un líder carismático elegido por el pueblo al que representa, que, curiosamente lucha por los intereses nacionales de su país y que, lógicamente, va en contraposición con los intereses del capital internacional.
Queda por demás demostrado que estos organismos sólo son representativos de los intereses de los países centrales y que por hacerlos valer por sobre cualquier otra cosa, someten a los pueblos a la miseria mas espantosa jamás vista: El avasallamiento de la dignidad de los pueblos.

2/ LA CULTURA DE LA GLOBALIZACIÓN

Podemos afirmar hoy en día, que la herramienta característica, o mejor dicho, la que hoy en día es más representativa y casi un símbolo característico de la globalización, es la INTERNET.
Suele ser muy útil a la hora de la búsqueda de información, y sin duda alguna ha achicado las distancias y tiempos del mundo; trajo consigo avances "impresionantes, de la mano claro esta, de las telecomunicaciones", pero también no podemos negar ni mirar para un costado frente a un tema tan importante como la destrucción de las soberanías y menos aun frente a la destrucción e infiltración de las culturas y los regionalismos culturales del mundo.
Esta destrucción se da en parte, por la infiltración cultural a través de la internet y la globalización (Siempre se dio que las ciudades fronterizas de un país recibían la influencia del estado al cual estaban próximas, y esto es lógico, por una cuestión de cercanía, y hoy vemos que la infiltración cultural escapa las cuestiones limítrofes, y menciono esto por que ya la infiltración no es solo por proximidad).
Estamos entonces, frente, a lo que algunos estudiosos y filósofos contemporáneos llaman o denominan la cultura new age o la cultura del hombre light, que no consiste en otra cosa que en la apatía social y el desinterés por el prójimo, cuyos efectos redundan en la disgregación social y en el cruce de intereses- a veces de maneras no pacificas- por dejar de lado el espíritu que tiene y debe tener toda sociedad, como es el del interés general, común, que prima por sobre el interés particular en pos de bien común, es decir, en pos de beneficios para toda la sociedad.
Esta infiltración, rompe con la riqueza de las lenguas y los idiomas ya que no podemos olvidar que el lenguaje es un medio fundamental de dominación, y que esto, ya se vive en la cultura y en la sociedad actuales. La gente ya no se interesa por el prójimo, solo busca el bienestar personal, porque sabe que, en un modelo liberal o neo liberal, nadie va a hacer nada por el y solo él es, quien tendrá que llegar a algo, por sí mismo.
Este es el mensaje subliminal que nos deja el neo liberalismo a los países sometidos o que intentan someter.
En este marco cultural y social, claro, se pierden todos los valores, se desprestigian las instituciones, (como el poder judicial, las fuerzas armadas, los poderes estatales, etc, ) y su desprestigio hace caer a la mas fuerte de las sociedades, en una crisis de valores, que será muy difícil de recuperar y más difícil aún, con la infiltración existente.
Enmarcado en estas características, el individuo opta por hacer la suya, se preocupa solo por hacer algo que redunde en su propio beneficio, solo para él y solo para su persona y cada uno en lo suyo.
Esto, que no es predictivo, se personifica en esa frase, tan utilizada últimamente en la sociedad actual, que dice: ¡Vos hace la tuya que yo hago la mía!, y cada uno hace la suya y la sociedad se quiebra, (la materia lengua y literatura en nuestros países pretende ser ya una materia muerta).
Sin contar con que la educación no posee recursos y es una especie en extinción, podríamos decir que la materia lengua y literatura, es un poroto mas en el inmenso caldo de la mediocridad, no por que sea una materia inútil, sino por que hay gente, a quien no le conviene que la gente lea, por que, claro, al leer uno adquiere mayor predica y dicción, y un manejo mucho mayor del lenguaje.
Quienes tengan acceso a la educación y a la lectura, principalmente por sus medios económicos, tendrán manejo sobre la mayor parte de la población (la que no tendrá, desde luego, las mismas posibilidades de acceso a la cultura que ellos tuvieron, y entonces, por medio del lenguaje (que la mayoría no entenderá por que no tuvo acceso a él por la marginalidad a la que la someten o por que la cultura actual no requiere de muchas palabras), será manipulada y cada vez más excluida de las decisiones que atañen a su propia vida.
¡¿Para qué decir más si yo lo entiendo y quien me escucha me entiende?! en esta cultura de hombre light o de la new age que impone la aculturización de los pueblos, y que internet facilita y ayuda muchísimo, sin lugar a dudas, basta con presenciar un dialogo de dos personas, donde por sobre todo, se usan solamente dos o tres palabras.
En este marco quien tenga el manejo del lenguaje, sus sinónimos, etc, tendrá el poder y por sobre todo, dominara a quienes no entiendan su predica ( basta con fijarse las campañas presidenciales donde ya no se pone énfasis en el discurso del candidato, si no en las encuestas, desde donde se forma su discurso, (que resulta ser el perfeccionado por los agentes de marketing que trabajan para él), y la gente lo vota por que el candidato le pareció muy culto, aunque quizás anuncio las peores y más maliciosas medidas, pero la gente quizás no lo entendió y lo votó por el impacto que les provocó su manejo del lenguaje)
Baste con reconocer que la gente prefiere navegar en la web antes que leer un libro, ver televisión antes que asistir a un congreso o a una charla didáctica (sobre algún tema especifico), y anticipan estos sociólogos y politólogos como Bobbio, que escriben polémicos capítulos, (que por más polémicos que sean no cabe duda que son verdaderamente certeros), y como Sartori, en su teoría sobre el Homo Videns, donde dice que, en la antigüedad, el ser humano era el homo sapiens que pensaba, y en la actualidad, el hombre es el homo videns, que todo lo percibe viendo, ya sea por los medios gráficos, las fotos, la televisión, el marketing publicitario, etc, cosa que es real y es así como nos dominan por medio de su lenguaje.
No puede ser casualidad que, cantantes populares, como Mercedes Sosa, Víctor Heredia, León Gieco, Milton Nascimento, Silvio Rodríguez, Pablo Milanes y tantos otros, encuentren, (como panorama actual), un mundo que les es cada vez y cada día mas hostil, fundamentalmente por que hacen pensar (aunque no hacen música para-bailar-y-no-pensar, sino todo lo contrario).
Pero esto no es una visión apocalíptica de la realidad, es un visión certera de lo que sucede, esto es así, en tanto y en cuanto quienes son los máximos defensores de la globalización, reconocen que la globalización, trae consigo muchas ventajas pero también muchísimas desventajas, entonces para minimizar los efectos negativos de esta proponen la formación de bloques, que también, en algunos casos aislados, sobre todo en América, tienen enormes desventajas y solo son serviciales a los países dominantes, ya sea mundialmente (Unión Europea, NAFTA) o a nivel regional (en el caso del MERCOSUR, Brasil).

3/INTEGRACIÓN REGIONAL: ¿PEOR EL REMEDIO QUE LA ENFERMEDAD?

La Integración regional, creada, entre otras cosas, para minimizar los efectos negativos de la globalización, (basados claro, en el principio que dice que la velocidad con que la globalización trae los cambios, supera la de los estados chicos, desarticulados y sin fuerza alguna, que deben unirse, entonces, con los estados hermanos de la región -donde estén situados - para poder hacer frente a estos cambios.
Parecería que el remedio es peor que la enfermedad, por que tal como esta planteada la formación de los bloques económicos, hoy en día, esta formación sola beneficia a unos pocos países y (para que no haya dudas) lo graficaremos con ejemplos claros y reales:

En el caso de la Union Europea se da una unificación pareja, (claro, es un tren donde la locomotora industrial es Alemania y los demas paises son vagones integrantes del furgón aunque poseen los medios de discusión y solucion de los problemas adecuados para que Alemania no someta economica e industrialmente a los demas paises integrantes.
Es necesario tener en cuenta que Inglaterra no ingresó a esta comunidad económica, y básicamente se abstuvo, como una forma de alineamiento con los Estados Unidos. ( Basta recordar que el dólar es la moneda predominante del mundo y el euro) amenazaba esa supremacía, por lo que, entonces, Inglaterra no aportó sus reservas (que hubiesen fortificado al euro frente al dólar). Esto parece lógico y predecible, teniendo en cuenta de quien viene la acción.
Pero, dentro de todos los inconvenientes posibles que surgieron en el proceso de su integración económica, la Unión Europea es la que mejor parada está en cuanto a organización y el más fuerte bloque económico. De eso, no cabe duda alguna.
En bloques tales como el Pacto Andino y el Mercosur se presentan algunos inconvenientes importantes y con efectos muy negativos, con problemas en varios aspectos:

a) Supremacía del socio mas fuerte en todos los sentidos. Esto es así casi siempre y citando como ejemplo al MERCOSUR (Mercado Común del Sur) donde los países que lo componen son cuatro a saber: Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, no es necesario ser especialista para saber que, por varias razones, en el orden de importancia está primero Brasil.

Brasil esta primero en el Mercosur por ser el país mas industrializado y el más cercano - en cuanto a su posición - a los Estados Unidos y los países centrales, por cantidad de población; por ser, sencillamente, un factor desestabilizante de la región, ya que si Brasil colapsara, todo el cono sur, caería en desgracia y me arriesgaría a decir que América entera colapsaría en parte.

Esta posición dominante la poseen solo tres países en el continente joven: Estados Unidos, por razones obvias (y ya no solo a nivel continental, sino a nivel mundial), México y Brasil.
En la misma línea y por debajo del Brasil, en la ultima década (1990 - 2000) Argentina logró ubicarse con un status similar, pero esto no solo ocurre en América, sucede también en Asia con China y el sudeste asiático; en África con Sudáfrica y en Oceanía con Australia.
En Europa se da una conjunción extraña, que es que en el mismo continente conviven la mayoría de los países más poderosos de la tierra.
Volviendo al tema Mercosur, Brasil, por el status que posee, se destaca sobre los demás países, con una supremacía lógica, que utiliza, para imponerse por sobre los demás estados socios (que de socios no tienen nada, ya que en la practica real, el Mercosur posee un solo estado socio que es Brasil y los demás parecerían ser estados adherentes), salvo como dijimos, con Argentina, que por otra parte, no es tan privilegiada ya que Brasil logra imponer su voluntad, casi siempre, presionando a los sectores industriales mas fuertes del país, restringiendo el ingreso de sus productos).
Es en esta situación, que la conformación de bloques económicos, no es la tan preciada solución que se había pensado para minimizar los efectos negativos de la globalización, y por el contrario, se convierte en fuente de nuevos conflictos que, en muchos y variados casos, forman rencores inútiles entre los países hermanos. ( Citando entre otros, al Gral. San Martín, Bolívar, Higgins, etc, vemos que la única regionalización posible en América latina es la de la Patria Grande, que no es mas que la América Grande, la América Latina unida bajo una bandera, la de la hermandad y solidaridad reciproca de los pueblos, que entienden, lo que es el sufrimiento, por que lo padecen todos por igual).
Esta idea de Patria Grande se convirtió en una utopía gracias a los rencores sembrados entre los países hermanos, por los mismos de siempre, (y saben a quienes me refiero) Estos rencores permiten pensar que de un lado de la cordillera de los Andes están los buenos y del otro lado los malos, sin notar que solo es una cadena montañosa y no una barrera que separa al bien del mal, (y lo peor de todo esto es que detrás de este rencor estúpido se esconde la verdadera intención de quienes prefieren la América dividida, no solidaria, cuya única bandera pareciera ser la del colonialismo, oculto bajo la tristemente celebre frase de: DIVIDE Y REINARAS).

4/ LA APATÍA SOCIAL: CARACTERÍSTICO DE LA GLOBALIZACIÓN

El problema de la apatía social es muy importante. Históricamente observamos que, quienes se dedicaron al estudio de la política y la sociedad, (desde Aristóteles y Platón, pasando por Maquiavelo y Montesquieu, hasta nuestros días), reconocen que, al momento de formarse una sociedad, (es decir, que dos o más personas convivan de manera armoniosa), se deben pautar ciertas reglas.
Entonces aparecen ciencias como el derecho que regulan las relaciones de los hombres, pero por sobre todas las cosas, coinciden, (fundamentalmente Montesquieu), en el espíritu que toda comunidad y sistema deben tener o tienen y nos dice, acertadamente, que "cuando ese espíritu desaparece el sistema colapsa o cae", es decir, el espíritu de una tiranía, es el miedo hacia el tirano, desaparecido este factor, automáticamente la tiranía cae.
En una sociedad y sistema político contemporáneo( sea cual fuere), el espíritu esta dado, en lo social, por el predominio y la superioridad del interés común en pos del bienestar de la población por sobre el interés particular (que solo beneficia a una sola persona y en el mejor de los casos a unos pocos), en cuanto al sistema, y repito, sea cual fuere este, el espíritu esta dado por el respeto y la confianza a las instituciones que lo representan.
Ahora bien, resulta curioso ver que en toda América Latina se esta atravesando una profunda crisis de valores, producida en gran parte por los gobernantes que en estas ultimas décadas utilizaron el poder en beneficio propio, en detrimento de los intereses de la mayoría que los apoyó para llegar a esos cargos que ostentaron de manera ya incalificable y por sobre todas las cosas, en muchas ocasiones traicionando los intereses nacionales o vendiéndolos a favor del capital internacional.
Basta solo con analizar las deudas externas de América Latina, su crecimiento y avance de manera agigantada, y apreciar como coinciden, casi de manera simultanea y curiosa, las fechas en que las dictaduras militares -durante la década del 70- usurpan el poder (legítimamente constituido) en la mayoría de los países. Un seguimiento de la política que aplicaron (basados en la errónea doctrina de seguridad nacional que les vendieron en la escuela militar de las Américas, manejada directamente por los EE.UU. y que los generales de las naciones de América Latina compraron y aplicaron en sus respectivos países), permite ver el estricto alineamiento que estos gobiernos tuvieron respecto de los países centrales.
Por lógica, las dictaduras dieron paso a los gobiernos democráticos que se vieron imposibilitados -en mucho- por la deuda que recibieron, ( salvo excepciones, los gobiernos entrantes fueron empeorando las cosas y como consecuencia de sus equívocos actos de gobierno, los países estaban en venta y ya tenían dueño).
Es en este marco que las sucesivas presidencias terminaron de entregar los respectivos países y los que no quisieron entregarse, fueron ahogados en un inhumano e incalificable bloqueo económico que termina de poner de rodillas la soberanía frente al capital internacional.
Encuadrado con esto, se generan las reformas estructurales en cuanto a la macro y micro economía, reformas que traen consigo la privatización de las empresas publicas, que más que privatización fueron una rifa -en el mejor de los casos- (por que hubo casos en que prácticamente fueron regaladas), renegando los estados de sus soberanías.
Para que esto tenga vía libre era necesario cambiar jueces, por que ¡claro!, en cualquier sistema el máximo interprete de la Constitución Nacional es el Poder Judicial, y es ahí donde comienza a cambiarse a los jueces existentes y honrados, salvo las conocidas excepciones, claro, por jueces adictos a los gobiernos, que aprobasen las cuestionadas privatizaciones y las acciones de gobierno tendientes a entregar los países y sus pertenencias, y ¡qué mejor forma de hacerlo que poniendo jueces adictos! (y con malos antecedentes), ya que si el juez tiene un oscuro antecedente nunca podrá cuestionar nada, ni modificar su opinión, por que (cuando lo haga) aparecerá curiosamente, en la prensa local, todo aquello que el magistrado quiso ocultar.
La prensa es cómplice muchas veces, consciente, de la campaña de descrédito hacia las instituciones, entonces nos encontramos con la dignidad y el prestigio de las instituciones volcado por el -más bajo y sucio de los fangos- y un nuevo modelo económico que, curiosamente, asoma como la salvación: el neo liberalismo, que aparece como la serpiente tentando a Adán para comer del fruto prohibido, una vez aplicado, este es el que genera la apatía, su solo funcionamiento la provoca, básicamente por uno de los principios fundamentales que sostiene.
Lastimosamente coinciden en América Latina diversos factores que, cuando actúan juntos, son terminantes, como lo son: una clase política justamente cuestionada que no goza de credibilidad, que no defiende los intereses nacionales y que por sobre todas las cosas esta aliada al capital internacional, ya no al capital nacional, no, ahora solo escuchan las exigencias de los inversores extranjeros, como si fueran la salvación, olvidando a la miseria e injusticias sociales a las que condenaron a sus respectivos pueblos); y una prensa que no defiende ni salvaguarda los intereses nacionales por que conforman grandes grupos económicos que como es obvio tienen intereses, que lucran con las noticias, cadenas internacionales que hacen temblar a los gobiernos constitucionales y legítimos con la complicidad de los grupos locales, todo esto en suma conforma y extiende la partida de defunción de cualquier sistema y sociedad y lastimosamente, en América Latina, tenemos la desgracia de que conviven todos juntos.
¿Quién no sueña con instituciones fuertemente creíbles?
¿Quién no desea que la palabra de un juez de la nación tenga el valor que antes tenia?
¿Quién no desea que la clase política refleje los deseos de esa sociedad que los votó y los sentó en sus respectivos sillones y puestos de mando?
¿Quién?
Por desgracia, la sociedad tiende a disgregarse y una sociedad está : o unida o dominada.

5/ El NEOLIBERALISMO Y LA GLOBALIZACION

Queda por demás claro que el neoliberalismo es el modelo de la globalización, no sólo eso, parecería que, con la caída del muro de Berlín y el colapso de la Unión Soviética, es el único modelo posible (aunque existen, desde luego, otros modelos de gobierno que han demostrado en la practica ser mas eficientes y mucho menos excluyentes y más progresistas).
Los países que adoptaron la tercera posición, es decir que no incorporaron ni el liberalismo ni el comunismo, como lo demostró Perón en Argentina, impulsaron a sus países al mas alto impulso y progreso que nunca antes habían visto. En la Nación Argentina, Perón lo hizo basado en tres pilares fundamentales para todo sistema: la soberanía política, con soberanía jurídica; la independencia económica con protagonismo del estado impulsor y la justicia social.
En Argentina resultó, parecería, una coincidencia del destino que Perón (fundador del Partido Justicialista ( P.J.) haya sido quien catapultó al país a lo que fue la Argentina entre los años 1945 y 1955 y luego de 32 años, hacia 1989, sea un hombre del mismo partido de Perón, Carlos Menem, quien llevó a la Argentina a lo que es hoy día, un triste rezago de una gran Nación, sometida económicamente.
Mas allá de las nostalgias históricas, cabe señalar que el liberalismo es una de las condiciones fundamentales de la globalización, parece ilógico, pero no lo es, basta con seguir una línea de pensamiento que es la siguiente: Dijimos que la globalización tiene efectos negativos, que esos efectos se minimizan con la creación y formación de bloques económicos, que es lógico, esos bloques requieren un sistema económico en común, y ¿cual es ese sistema?, el neo liberalismo, pero ¿cómo imponerlo si así no lo desea el gobierno local?
Fácil: los países que estén enmarcados dentro de este modelo económico, recibirán apoyo financiero incondicional e irrestricto y con tasas de interés que por más abusivas que sean, son mas bajas, o mejor dicho, menos abusivas que las que cobran a un país que no este encuadrado dentro del neo liberalismo.
Resulta por demás obvio darse cuenta que esos créditos son eso, créditos, no regalos, por lo que concientemente o inconscientemente en el mejor de los casos, sumergen al país en una crisis financiera y una dependencia económica total, sus participantes son económicamente dependientes.
Desde luego ya no son los MARINES los que llevan a cabo las dominaciones, ahora son los organismos internacionales de crédito, la nueva herramienta de dominación es la deuda externa que por otra parte es eterna e impagable y para el caso que algún país se porte mal, que traducido en gestos políticos significa que no se alinea con los países que ostentan el mando, como por arte de magia pasa a pagar un interés muchísimo mayor, que si tiene suerte le alcanzara el presupuesto anual nacional para pagar los intereses que dicha deuda le generan.
Si con esto no alcanzara, surge la presión regional, es decir los países de la región ejercen presión que podría llegar a nivel militar y si tiene suerte el país desobediente puede perder solo una pequeña porción del territorio, ahora si el país, además de desobediente es poderoso (Ej.: China), ya el problema se torna mayor, quienes intervienen ya no será la región sino la ONU o la OTAN, de acuerdo a los intereses en juego.


LA GRAN ALDEA: MATICES

Es en esta gran aldea donde conviven las ventajas y desventajas de la globalización, el marginado con el nuevo rico, las nuevas corporaciones internacionales de salud con los miles de chicos que mueren por año a causa de la marginalidad, la pobreza y la mortandad infantil, la gente debe convivir diariamente con estas realidades, como si las tasas de mortandad infantil no configurasen una violación directa a los derechos humanos, al igual que la exclusión, la marginalidad, etc.

Son matices que la gran aldea trajo, que no son nuevos, desde luego, pero que se han profundizado con la globalización impuesta, no cabe duda, si la globalización no es servil a la gente y los pueblos, no es útil, no tiene razón de ser, mas en esta globalización, donde es un medio de sometimiento y dominación, que nos lleva a un mundo donde tantas veces es peligroso hablar, sin saber cuanto mas peligroso es callar.
Aprovecho la oportunidad para saludar a todos los compañeros que siguen y leen los interesantes artículos que día a día nos hace llegar esta gran red solidaria que es la NAC&POP, megáfono de reclamos, difusión de ideas y espacio de dialogo, aprovecho también la oportunidad para hacerle saber a todos los compañeros que la JUP de Derecho de la UBA, renueva, como cada año, su compromiso social y ético con la educación publica, la excelencia académica y el hacer día a día una universidad mas popular y al alcance de su gente, el trabajo, es lo único que nos hará grandes como agrupación, y esa, es la senda que trazamos y que desde luego transitamos, este año 2001, nos encuentra con una posibilidad única, la de poner de pie y hacer grande la JUP DERECHO, y eso vamos a hacer.


Cualquier duda, consulta, apoyo o comentarios, los pueden hacer llegar al mail de la JUP: jupderecho@hotmail.com

Muchas gracias por el tiempo dedicado y hasta la próxima.

Gonzalo Fossa
Sec. Gral.
JUP - UBA Derecho
gfossa@mixmail.com

Bibliografía